¿Estoy dando a mis hijos lo que necesitan?

Leer más

¿Estoy dando a mis hijos lo que necesitan?

Creado por Bossous Bossous el 21-03-2021 18:13

Probablemente te hayas preguntado decenas de veces si eres buen padre o madre, si estás dando todo lo que necesitan tus hijos para que crezcan sanos, tanto física como emocionalmente. Incluso te has podido poner en duda a ti mismo pensado que el nivel económico familiar no es el que te gustaría, que tal vez si fuese superior podría mejorar el desarrollo y la educación de tu hijo.


Si te has puesto en duda por estas cuestiones u otras, he de decirte que perteneces al 90% de padres que mordieron el anzuelo que la sociedad, el consumismo y el modelo económico lanzó. Multitud de estudios científicos prueban que dedicar tiempo, atención, contacto físico y afecto es exactamente lo que proporciona un desarrollo psíquico, emocional y conductual equilibrado en la edad temprana y, la adecuada gestión de las emociones en la edad adulta.


En otras palabras, tus hijos no necesitan un estatus social, profesional o nivel económico (no más de lo necesario para alimentarse bien, pagar el alquiler y otros elementos esenciales). ¡No! Tus hijos únicamente necesitan a sus padres junto a ellos (ambos o al menos uno de los dos referentes paternos. El factor esencial radica en la sensación de amparo y seguridad que el menor recibe, lo cual puede ser proporcionado por uno de los miembros paternos o por los dos).


¿POR QUÉ EL 90% CAE EN LA TRAMPA?


El 90% de padres y madres caen en la trampa porque han seguido las conductas de la gran mayoría de personas, pero ya sabes...  si ves a la mayoría haciendo algo, mejor ponlo en duda (haz click para ver artículo). Es entendible, la sociedad es cambiante, cada vez más exigente y estresante. Es una realidad. Vamos dirigidos aparentemente sin remedio hacia la falta de tiempo, la competitividad, dificultades para la conciliación familiar, horarios y condiciones laborales realmente complicadas...


Sería estúpido pensar que algún padre o madre no desea dedicar tiempo y atención a sus hijos, salir adelante es una necesidad y tener seguridad económica es una prioridad. Es cierto.


Es comprensible que como miembro de la sociedad a la que perteneces resulte complejo poder romper con la tendencia de la gran mayoría: la competitividad del mercado, la oferta y demanda, la dificultad para mantener u obtener empleo, etcétera. Sin embargo, no por ello hemos de negar la realidad. Los datos relativos a la última década muestran una realidad demoledora: uno de cada cinco adolescentes presentan problemas psicológicos: depresiones, problemas severos de conducta, ansiedad, adicciones, suicidios... 


Exacto, todos los estudios apuntan a la falta de atención y afecto por parte de los padres como el epicentro de la problemática.


No necesitan teléfonos móviles de última generación, no necesitan ropa a la última, no necesitan regalos, caprichos, Instagram, Tic Tok, una casa en la playa... no necesitan nada de eso. A ti no te hizo falta.


Y, sí, los tiempos cambian pero las necesidades no, por mucho que sea un dicho popular. 


Tus hijos solo necesitan apoyo, atención, amor, límites, autoridad, reglas, diversión, educación académica y en valores, libertad para ser ellos mismos, alimentación saludable y descanso. Lo demás es impuesto por la sociedad y por las directrices subliminales del mercado consumista, siendo asumido como una necesidad por todos nosotros sin apenas ponerlo en tela de juicio.


¿POR QUÉ MI TIEMPO, ATENCIÓN Y AFECTO GARANTIZA EL DESARROLLO INTEGRAL DE MI HIJO/A?


Según numerosos estudios desarrollados en las últimas décadas, dedicar tiempo, atención, contacto físico y afecto a tu hijo, no solo propicia garantías para que se desarrolle de modo íntegro y equilibrado, además, lo previene de multitud de disfunciones físicas, psicológicas y emocionales, tal y como señalamos a continuación:


  • La falta de contacto y afecto asiduo puede derivar en trastornos del crecimiento y trastornos de la conducta.
  • La falta de contacto y afecto asiduo incrementa la posibilidad de desestabilizar la sensación de seguridad del menor, lo cual conduce a la percepción de miedo e inseguridad en mayor grado.
  • La ausencia de afecto y atención física aumenta la posibilidad del menor de sufrir depresión, ansiedad y problemas mentales, tanto en en edades tempranas como en la edad adulta. Todo ello puede aumentar en un 80% la probabilidad de desarrollar relaciones personales distantes y trastornos somatosensoriales, es decir, problemas psicológicos que desencadenan episodios de violencia.
  • Todos estos escenarios se traducen inexorablemente en el aumento de niveles de estrés en hormonas y cantidades de cortisol en sangre nada apropiadas que conllevan a consecuencias graves: insuficiencia en la regeneración celular y desarrollo físico del menor, como diabetes, hipertensión, etcétera.


CONCLUSIÓN


Si en este punto de la lectura acabas de caer en la cuenta de que eres mejor padre o madre de lo que pensabas, tal vez sea el momento de comenzar a poner en duda lo que la gran mayoría hace, dice y piensa en lugar de cuestionar tu labor como referente paterno.


¡Sí! eres buen referente para tu hijo, deberías estar muy orgulloso/a de ti. Estoy seguro que sabes perfectamente cómo proporcionar tiempo, atención y afecto de calidad a tus hijos, en eso seguro que no hay nadie mejor que tú. Aún así, permíteme aportarte un simple consejo: sentaros a comer juntos en la mesa, cuanto más tiempo paséis y más veces lo repitáis a la semana, mejor. Aunque pueda sorprender, según un estudio realizado por la universidad de Michigan, esta sana costumbre produce mejorías en el rendimiento académico del menor y disminuye la probabilidad de presentar problemas de conducta.


Si por el contrario, si a pesar de todo lo leído hasta ahora consideras que es imposible que ninguno de los referentes paternos de tu modelo familiar pase más tiempo con tus hijos debido a las obligaciones, tal vez sea el momento de comenzar a plantearte seriamente vuestras preferencias en la vida (haz click para leer este artículo).

Categorías

Relacionados

Contacta con Youmprove

Si deseas obtener más información, resolver alguna duda o simplemente compartir tu caso, hazlo de modo sencillo y sin compromiso, mediante whatsapp, llamada telefónica o rellenando el siguiente formulario.

(+34) 657 84 45 42