10 CLAVES PARA GESTIONAR EMOCIONALMENTE EL AISLAMIENTO POR EL CORONAVIRUS

Leer más

10 CLAVES PARA GESTIONAR EMOCIONALMENTE EL AISLAMIENTO POR EL CORONAVIRUS

Creado por Bossous Bossous el 16-03-2020 18:37

Desde Youmprove - Inteligencia Emocional queremos contribuir con la situación actual. Para ello, os mostramos diez aspectos muy importantes, basados en numerosos estudios científicos, con el objetivo de gestionar adecuadamente nuestras emociones y las de toda la familia durante estas semanas. 


El estado anímico, los pensamientos que producimos, la alimentación, el ejercicio físico y tantos otros factores están directamente relacionados con el equilibrio emocional.


  1. Gestiona adecuadamente el miedo.


El miedo y la ansiedad produce estrés, lo cual hace que el cuerpo segregue cortisol, una sustancia necesaria para defenderse y huir en situaciones concretas de peligro, no obstante, si se mantiene este estado de alerta físico y mental durante periodos prolongados perjudicará seriamente la salud. Mientras el cuerpo se encuentra en situación de estrés, todas las células del cuerpo bloquean su capacidad para regenerar tejidos, hacer la digestión, etcétera. Esto provoca un deterioro paulatino y constante que con el paso de los días conlleva a la falta de energía, vitalidad y degeneración del estado de salud. 


En periodos muy prolongados (meses, años…) pueden derivar en enfermedades como la diabetes tipo II, cáncer, enfermedades cardiovasculares, etc. Incluso aquellos niños que desarrollan conductas propias del estrés crónico son más propensos a padecer deficiencias de aprendizaje y disfunciones psicológicas (ansiedad, trastorno del ánimo, etc, a lo largo de su vida).


Además, el nivel de inteligencia en situaciones de estrés disminuye considerablemente provocando situaciones en las que la capacidad para razonar disminuye. Un ejemplo muy repetido en estos días es la tendencia a imitar comportamientos de histeria colectiva (como la compra impulsiva de productos, el papel higiénico entre ellos, sí. Consumir todo tipo de información sin filtro alguno, etcétera).


Para ello, selecciona y disminuye el consumo de información sobre la situación actual. Se coherente antes de consumir cualquier información: cotéjala, asegúrate de la fuente que la emite, fundamenta los datos… 


También es muy recomendable seleccionar sabiamente y con criterio a las personas con las que hablas de la situación: personas con estabilidad emocional, control y cierto criterio. Esto te ayudará a manejar la situación con estabilidad. No consumas toda la información disponible, selecciona a conciencia un medio de comunicación o personas de referencia y consúltala una o dos veces al día como máximo. Calidad Vs. Cantidad.


2. Duerme entre 6 y 8 horas. 


El sistema inmune disminuye su eficacia en un 75% los días que el descanso es inferior a 5 horas. También puede ayudar no estimular en exceso la mente en las horas previas al sueño para facilitar el descanso (evitar series o películas siempre en horario nocturno, evitar bebidas excitantes…). Además, ayudaremos a que los sueños producidos durante el descanso sean más laxos y apacibles. Los sueños se producen mediante el procesamiento mental de todas las imágenes, pensamientos e ideas que albergamos durante el día.


3. Elabora un plan diario.


Es recomendable fijar un plan marcado por horas y actividades intelectuales, deportivas, académicas y de ocio. Ello contribuirá a disminuir la sensación de desorientación, aburrimiento y desasosiego. La conducta diaria a la que estamos acostumbrados, marcada por el trabajo, actividades de ocio y otros, requiere semanas para ser “eliminada” de nuestro patrón de conducta sin que nos pase factura. 


Por tanto, establecer ahora una rutina ayudará a mantener mejor el equilibrio emocional tal y como hacíamos en nuestro estilo de vida común. Durante estos días la mente te exigirá continua e inconscientemente distracción y estímulos, todos aquellos de los que carecemos en casa. 


En definitiva, elabora un horario para ti y cada miembro de la familia, parte de la actividades en grupo y otras individuales.


4. Establece un objetivo a conseguir durante estas semanas. 


Marcar un objetivo para ti y cada miembro de la familia, como puede ser acabar un libro, hacer un curso online, comenzar un proyecto personal… os ayudará a enfocar la energía de un modo productivo y positivo. Además, se producirá un incremento en la motivación importante al apreciar el progreso diario del proyecto en cuestión.


5. Disfruta de actividad física diaria. 


Es muy importante realizar algo de actividad física - deportiva en estos días ya que repercute directamente en el estado anímico. Cada vez que realizamos actividad física - deportiva nuestro cerebro segrega serotonina, sustancia que propicia sensación de placer y activa catorce receptores cerebrales


Por si es de ayuda, a continuación muestro un perfil de instagram muy profesional y funcional para practicar en casa: Entrenamiento funcional: @noetodea 


6. Buen control postural. 


Mantener ciertas posiciones como encogimiento, cabeza baja, espalda curvada, cabeza sujetada por las manos, brazos situados en la zona abdominal, mirada dirigida hacia el suelo (las clásicas posturas de desánimo, aburrimiento y sumisión), disminuye notoriamente la cantidad de testosterona en la sangre y aumenta la de cortisol. Esto disminuye drásticamente el ánimo y la motivación. 


Sin embargo, situarte en posición de empoderamiento: brazos en jarra, pecho elevado, cabeza y mirada alzada… no solo produce el efecto contrario, es tan positivo que limita de raíz cualquier tipo de pensamiento negativo, rumiante, neurótico o pensamientos reiterativos habituales en personas que sufren depresión.


7. Establece una alimentación equilibrada.


Es importante en estos días de inactividad física y mental disminuir la cantidad de ingesta calórica. Debemos disminuir en términos generales la “cantidad” de comida. Emplear platos más pequeños puede ser muy útil o, no picar entre horas.


El aburrimiento y la ansiedad pueden dirigir toda la atención hacia la comida como sustitutivo del estímulo ausente en estas semanas por la falta de nuestra actividad habitual. Procura establecer un control adecuado ya que el sobrepeso puede mermar aún más la motivación. Procura ingerir con moderación alimentos con exceso de azucares refinados y “comida rápida”, pueden excitar el estado anímico en demasía haciendo aún más complejo el control emocional. 


8. Beber agua asiduamente. 


Por supuesto, la hidratación es vital. Beber agua habitualmente es fundamental para el funcionamiento del cerebro.


9. Respiraciones o meditaciones. 


Realizar dos veces al día ejercicios de respiración o meditación mejorará el estado emocional y anímico, disminuiría el estado de estrés y mejorará la toma de decisiones disminuyendo así la sensibilidad emocional ante cualquier “roce” en el hogar con familiares. 


Estudios recientes demuestran que tanto estas técnicas como el yoga, la oración, etc, generan mejoras en la carga genética relacionada con el sistema inmune, con la secreción de insulina y en el metabolismo energético.


A continuación facilito un enlace en el que se puede encontrar meditaciones de sólo cinco minutos, sencillas y muy útiles: MEDITACIÓN Y RESPIRACIONES


10. Establecer momentos de intimidad. 


Si vives en familia establece espacios y momentos del día (al menos treinta minutos) en el que cada miembro pase tiempo en soledad. Se trata de un momento de intimidad, introspección, deleite y ocio que cada sujeto necesita para calibrar su estado emocional. Es el único modo de encontrase bien consigo y, de este modo, poder aportar compañía equilibrada a los demás. El clima familiar depende absolutamente del estado de paz individual.


Es FUNDAMENTAL en este periodo que nos toca vivir trabajar nuestra mente más que nunca. Si tienes alguna duda sobre alguno de estos puntos o deseas saber más acerca de ellos, no dudes en escribirnos, estaremos encantados de aportarte más.


Sin más, os enviamos un fuerte abrazo y mucha salud para todos vuestros seres queridos.


Bernard Bossous.



Contacta con Youmprove